El cambio de nombre de Tapia de Casariego

Un acto indigno y de imposición en contra de la historia municipal

Estatua de Fernando Fernández de Casariego en Tapia de Casariego.

El 10 de enero de 2018 el gobierno del Principado de Asturias aprobó el Decreto 3/2018 por el que se determinan los topónimos oficiales del concejo de Tapia de Casariego. El decreto cambia el nombre al concejo y a la población de Tapia de Casariego, que pasan a llamarse sólo Tapia.

El Decreto 3/2018 desarrolla la Ley autonómica 1/1998, de 23 de marzo, de uso y promoción del bable/asturiano, que es una lengua ajena al concejo de Tapia de Casariego y a todo el territorio comprendido entre los ríos Eo y Navia, cuyas únicas lenguas autóctonas son la fala o dialecto local del gallego y el español o castellano.

El decreto del Principado de Asturias es contrario a las siguientes decisiones y mociones del ayuntamiento de Tapia de Casariego:

  • La decisión adoptada por el ayuntamiento el 9 de julio de 1916 por la cual se decidió adoptar el nombre de Tapia de Casariego para el concejo.
  • La alegación presentada en 2013 por el ayuntamiento ante el Principado de Asturias para mantener el nombre de Tapia de Casariego. Esta alegación fue aprobada por el pleno municipal.
  • En febrero de 2018 la asociación Amigos de la Historia de Tapia solicitó la doble denominación Tapia y Tapia de Casariego para el concejo, para evitar la pérdida del nombre de Tapia de Casariego. Esta propuesta fue aprobada por el pleno municipal en marzo de 2018 y elevada a la Junta Asesora de Toponimia del Principado de Asturias —el mismo organismo autonómico que promovió el cambio de nombre del concejo al emitir en 2007 un dictamen que inició el procedimiento administrativo culminado con la aprobación del Decreto 3/2018—.
  • En febrero de 2019 el pleno municipal volvió ratificar otra vez la doble denominación Tapia y Tapia de Casariego.

Con anterioridad a la aprobación del Decreto 3/2018, el gobierno del Principado de Asturias venía utilizando ilegalmente el nombre de Tapia a secas para el concejo en documentos oficiales o pagados con dinero público, como ilustran los siguientes documentos en los que se usa la denominación Tapia para Tapia de Casariego:

Ambos documentos, que tratan respectivamente sobre la fala o dialecto local del gallego del territorio comprendido entre los ríos Eo y Navia y sobre los topónimos de Serantes, no han sido escritos en dicha fala. Ni tampoco en español o castellano. A pesar de que estas son las dos únicas lenguas autóctonas en este territorio, y de que el español es la única lengua oficial. Sino que ambos están escritos en el bable o asturiano que se ha inventado recientemente la Academia de Llíngua Asturiana, y que es una lengua totalmente ajena a este territorio. Además la Academia de la Llíngua Asturiana incluso se permite afirmar que su toponimia de Serantes, manipulada y escrita en bable, refleja las características propias del gallego-asturiano. Nos encontramos ante actos claros de imposición, prepotencia y colonialismo asturianista de la Academia de Llíngua Asturiana y del gobierno del Principado de Asturias.

Por otra parte, según publicó la RTPA, tras la aprobación del decreto el entonces alcalde de Tapia de Casariego afirmó que el cambio de nombre había sido un error del gobierno del Principado de Asturias y que sería subsanado en el Boletín Oficial del Principado de Asturias. Subsanación que no se ha producido.

A pesar de todo lo anterior, el gobierno del Principado de Asturias no ha modificado ni derogado su Decreto 3/2018. Por lo que mantiene en vigor la imposición del cambio de nombre para el concejo.

El nombre de Tapia de Casariego permite diferenciar inequívocamente el concejo de otros municipios como Rioseco de Tapia (León) y Villanueva de Tapia (Málaga) y de poblaciones como Tapia en el concejo de Ames (La Coruña). El cambio de nombre es además un acto profundamente contrario a la historia del concejo, que fue creado gracias a Fernando Fernández de Casariego y Rodríguez-Trelles (1792-1874), primer marqués de Casariego, quien además donó la construcción de los edificios del ayuntamiento, el instituto, el colegio, el puerto y hasta los actuales diques del puerto.

El nombre de Tapia de Casariego fue propuesto en 1907 por el entonces cronista del Principado y rector de la Universidad de Oviedo Fermín Canella en un informe elaborado a solicitud del Instituto Geográfico y Estadístico (actual Instituto Geográfico Nacional). La acertada propuesta de Canella fue muy bien acogida en Tapia y en toda la comarca, como muestra un artículo publicado ese mismo año en el periódico Castropol. La decisión de cambiar de nombre a la población y al concejo fue adoptada por el propio ayuntamiento el 9 de julio de 1916.

Publicado en el nº 72 del 10 de julio de 1907 del periódico Castropol [VER IMAGEN EN GRANDE].



Se muestra a continuación el decreto del Principado de Asturias por el cual se modifica el nombre del concejo de Tapia de Casariego.


 

Agradecimientos

A la asociación Amigos de la Historia de Tapia por la información facilitada.



Bibliografía

  • Periódico Castropol. 1907. «Un acto de justicia» . Nº 72 del periódico Castropol de 10 de julio de 1907, pág. 1.
 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.