Según datos del INE, desde el comienzo de la epidemia de Covid-19 hasta el 24 de mayo de 2020, en España se han producido 43.945 más muertes que en el mismo periodo del año anterior.

Esta cifra incluye las muertes sucedidas durante la epidemia por otras causas y dolencias pero como consecuencia del colapso de los hospitales, del servicio de ambulancias, del teléfono de emergencias 112, de la desatención y el abandono de ancianos en residencias y de los recortes en atención primaria en el medio rural. Todas estas muertes eran evitables y deben imputarse a la gestión política y sanitaria de la epidemia realizada por el mando único sanitario.

Por otra parte, las muertes en accidentes de tráfico, en accidentes de trabajo y a causa del resto de enfermedades infecciosas contagiosas se han reducido respecto al mismo periodo del año anterior como consecuencia del confinamiento domiciliario y las fuertes restricciones establecidas por el gobierno durante el estado de alarma. Por ello, la cifra total de fallecidos en España como conseuencia de la epidemia y de su gestión política y sanitaria es sustancialmente superior a los 44.000 muertos calculados como diferencia con los fallecidos del año anterior.


 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.