Fermín Villaamil Cancio

Serantes, julio de 1820 — Barcelona, 10 de julio de 1895

Fermín Villamil Cancio

Hijo de Fernando Villaamil y Oviedo (señor de la casa solariega de Villamil) y Antonia María Cancio y Pérez Villaamil (del Palacio de las Cuatro Torres de Castropol). Fue bautizado en la iglesia de San Andrés de Serantes el 8 de julio de 1820. Estudió derecho en Oviedo, y fue heredero del mayorazgo de la casa solariega y resto de las posesiones ancestrales de la familia.

Se casó el 12 de agosto de 1843 con María del Rosario Fernández-Cueto y Roza, con quien tuvo los siguientes hijos:

  • María Rosa, monja en el convento de Salesas de Oviedo.
  • María de la Concepción.
  • Filomena. Casada con el abogado Antonio Ureña.
  • María del Rosario. Casada con Antonio Landeta, alcalde de Ovido, diputado provincial y gobernador civil.
  • José, registrador de la propiedad.
  • Domingo, director de las sucursales del Banco de España en Orense, Gijón, Oviedo, Santander y Bilbao y posteriormente director general de sucursales.
  • Fernando, capitán de navío de la Armada y héroe militar fallecido en combate en la batalla naval de Santiago de Cuba en 1898.
  • Francisco.

Sus inicios políticos fueron en el carlismo, cuyas ideas defendió en el diario ovetense La Tradición. Más tarde se traslada a Madrid, donde en un giro radical pasa a defender el republicanismo y financia a su costa el diario filomasónico El Pueblo de Madrid, mientras ejercía sin éxito su profesión de abogado.

En 1863 se trasladó a Barcelona, donde participó en la defensa de Claudio Feliú Fontanills, condenado en 1861 por haber usurpado la identidad del rico heredero Claudio Fontanellas. Allí continuó con su militancia republicana, lo que le costó prisión y un destierro en Filipinas que no llegó a ejecutarse.

Dilapidó su capital y rentas en interminables pleitos con los vecinos de sus propiedades y en una agitada vida política. Mientras su abnegada esposa, que seguía viviendo con sus hijos en Villamil, hubo de pedir en varias ocasiones ayuda económica a familiares y amigos.

Fallecida su esposa se vio totalmente arruinado. Vendió todo el patrimonio familiar, incluyendo la casa solariega de Villaamil y las ruinas de la fortaleza de Orbelle, que heredó de su padre. Sus hijos tuvieron que dispersarse y buscarse la vida.

Continuó su actividad política, militando en el Partido Republicano Posibilista de Emilio Castelar. En 1872 fue elegido diputado por Tortosa. El 27 de febrero de 1873 es nombrado Gobernador Civil de Oviedo por el gobierno de la Primera República. Y el 26 de agosto del mismo año, Gobernador Civil de La Coruña. Tras la restauración de la monarquía presidió el Círculo Republicano Democrático de Barcelona, donde se casó por segunda vez.

Falleció el 10 de julio de 1895 en Barcelona. De sus hijos, sólo Fernando acudió a su entierro.



Necrología publicada en La Vanguardia: http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1895/07/14/pagina-4/33397760/pdf.html

 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.