LA LENGUA ENTRE EL EO Y EL NAVIA Y SU MANIPULACIÓN NACIONALISTA





Las dos lenguas autóctonas entre el Eo y el Navia: el gallego y el español

En el territorio comprendido entre los ríos Eo y Navia se habla, además de español, también una variante del gallego con mucho vocabulario procedente del castellano medieval. Como consecuencia del total aislamiento geográfico respecto al resto de Asturias, esta variante del gallego no tiene ninguna relación significativa con el bable o asturiano, en contra de las pretensiones identitarias del nacionalismo de la Academia de la Llíngua Asturiana.

 

Esta variante del gallego carecía de uniformidad geográfica. Y tenía continuidad con el gallego que se hablaba en comarcas colindantes de la provincia de Lugo como La Mariña. Así, el gallego que se hablaba en Castropol, Figueras y Ribadeo era el mismo; mientras que difería ligeramente en su vocabulario del que se hablaba en Foz, en La Caridad o en Navia, y mucho del gallego de Pontevedra u Orense. En las zonas del territorio alejadas de la rasa litoral y más montañosas, la variabilidad lingüistica era aún mayor debido al aislamiento geográfico.

Esta variante del gallego era fundamentalmente de uso oral. Así todos los documentos históricos procedentes del Palacio de Las Nogueiras están todos escritos en español.

Esta variante del gallego ha sido históricamente la lengua materna de la mayor parte de la población del terriotio entre el Eo y el Navia y lo sigue siendo en la actualidad.

Por su parte, el español ha estado siempre muy presente en este territorio al ser la lengua materna de gran parte de la población, además de ser la única lengua oficial. Por ello, como se ha señalado, es la lengua más empleada en los documentos escritos actualmente, y lo es más aún los documentos históricos.

 

El eonaviego: manipulación asturianista de la lengua gallega entre el Eo y el Navia

Siguiendo criterios científicos objetivos y elementales, el ámbito de actuación de cualquier academia científica viene establecido por la materia que es objeto de estudio, y no por ningún límite administrativo.

Así, el estudio de una misma lengua y de todas sus variantes debe corresponder a una misma y única academia de la lengua, independientemente de a qué comunidad autónoma pertenezcan los territorios en los que esta lengua se habla.

De modo que el único organismo al que debe corresponder el estudio del gallego y de todas sus variantes es la Real Academia Galega. Sin embargo, La Academia de la Llíngua Asturiana mantiene una Secretaría Llingüística del Eo-Navia que ha realizado una normalización de la variante del gallego que se habla entre el río Eo y el Navia, de forma sesgada, arbitraria y muy discutible. A la cual ha denominado eonaviego y gallego-asturiano, términos inventados recientemente sin ningún rigor histórico ni lingüístico para tratar de hacer creer que existe una relación lingüistica con el bable o asturiano.

La Academia de la Llíngua Asturiana publicó en 2003 el documento «Conceyu de Tapia. Parroquia de Serantes» que, según consta en el propio documento, fue financiado por el Principado de Asturias con dinero público. Se trata de un listado de los topónimos de la parroquia de Serantes con una breve descripción de los mismos.

El documento está redactado en eonaviego normalizado por la Academia de Llíngua Asturiana. El mismo título del documento presenta una asturianización forzada del término gallego Concello, que es la forma utilizada en la variante del gallego local, haciéndolo terminar en -u como el bable.

Todos los topónimos de Serantes lo son en lengua gallega. Sin embargo, los autores los han alterado deliberadamente para asturianizarlos sin ningún pudor, llegando al extremo de escribir el topónimo Villamil (escrito siempre con ll desde el año 1086) como Viyamil.

 

Lugar o barrio de Villamil en Serantes. Al fondo el edificio del asilo levantado por el Principado de Asturias sobre la parcela de la antigua casa solariega del siglo XII.. Fuente: Google Street View.

Se transcribe a continuación la lamentable descripción (en todos los sentidos, incluyendo la total incorrección de la información histórica) que se hace de las ruinas de la fortaleza de Orbelle escrita en eonaviego contaminado con bable:

Este documento es sólo un mero ejemplo que ilustra la manipulación y los intentos sistemáticos de colonialismo nacionalista asturiano por parte de la Academia de la Llíngua Asturiana y del Principado de Asturias en el territorio entre el Eo y el Navia. Así como la insolvencia científica y el desconocimiento de la historia y la realidad lingüistica y social del occidente de Asturias por parte de ambos organismos.

 

El bable o asturiano

El vocabulario propio del bable original era súmamente reducido y totalmente restringido a la vida agrícola y ganadera en el medio rural. En los textos administrativos, jurídicos, filosóficos, científicos y técnicos —y en general cualquiera que trate sobre cuestiones de la vida moderna— las fuertes limitaciones del bable son especialmente patentes. Por ello, casi todo el vocabulario del bable que ha normalizado la Academia de la Llíngua Asturiana son palabras cogidas del español, mal pronunciadas, con leves y forzadas modificaciones ortográficas (como el uso la y o la x), y de los sufijos o terminaciones.

A continuación se muestra como ejemplo un texto escrito en bable por el Conseyu de Gobiernu del Principáu d'Asturies:

Leyendo el texto anterior en bable se aprecia inmediatamente su fuerte dependencia del vocabulario y la gramática españolas.

Atendiendo a criterios geográficos, por el reducidísimo tamaño y el asislamiento del territorio en el que está confinado —y en el que sí tiene, o tenía, implatación— el bable constituye un endemismo relíctico cuyo centro de origen lingüistico es la lengua española de la que procede por una evolución leve y localista. Y desde el punto de vista social, por su reducidísimo número de hablantes constituye un dialecto absolutamente marginal.

En definitiva, el bable no se puede considerar una lengua o idioma desde ningún punto de vista. Es una variente, un dialecto o un modismo del español.

 

Las políticas lingüisticas en las zonas de habla gallega de Asturias y Castilla y León

El Principado de Asturias ha introcido en los colegios del territorio comprendido entre el Eo y el Navia el eonaviego contaminado de bable normalizado por la Academia de la Llíngua Asturiana. Después de haber tratado previamente de introducir directamente el bable, en otro intento anterior de colonialismo asturianista. De este modo, entre la Xunta de Galicia (que ha impuesto su gallego normalizado como lengua cooficial) y el Principado de Asturias (que ha introducido en los colegios su eonaviego asturianizado) exterminaron la variabilidad y riqueza geográfica que tenía la lengua gallega hasta entonces, en un auténtico atentado cultural irreparable. Y además crearon e impusieron en el Eo una nueva frontera lingüística que nunca había existido.

Fuera de Galicia también se hablan otras variantes del gallego en parte de El Bierzo (provincia de León) y en algunos pueblos sanabreses (provincia de Zamora). La Oficina de Política Lingüística de la Xunta de Galicia tutela el gallego que se enseña en los colegios de estos territorios de Castilla y León. De este modo, la Xunta de Galicia excede el ámbito territorial en el que es competente, y se entromete en un territorio que adminstrativamente no le corresponde. Los ciudadanos de Castilla y León no tienen derecho a voto en las elecciones autonómicas gallegas, por lo que esta injerencia de la Xunta de Galicia en su territorio constituye un claro ejercicio de colonialismo institucional y les convierte en ciudadanos de segunda respecto a los gallegos. Por ello, este otro modelo de gestión tampoco es en modo alguno aceptable.

 

La Real Academia Galega y la Academia de la Llíngua Asturiana

Todas las acedemias lingüisticas deberían tener como único cometido el estudio riguroso, científico y objetivo de la lengua correspondiente y de todas sus diferentes variantes geográficas en todo el territorio en que esta se habla, con independencia tanto de los límites administrativos de las comunidades autónomas como de su poder y de toda actividad, militancia o ideología política.

Por tanto, la única academia lingüística competente para estudiar la variante del gallego que se habla entre los ríos Eo y Navia y todas sus variaciones geográficas es la Real Academia Galega.

Sin embargo, el mismo nombre de la Real Academia Galega hace referencia a la comunidad autónoma de Galicia y no al idioma gallego.

O peor aún, el nombre sí podría tener en cuenta a los territorios de Asturias y de Castilla y León en los que se hablan variantes del gallego, y referirse a la hipotética Galicia soñada por el nacionalismo gallego que sí incluye estos territorios. De este modo, la Real Academia Galega se excede de sus funciones y se contamina de la ideología y el activismo político del nacionalismo gallego.

Por su parte la Academia de la Llíngua Asturiana no debería existir en la medida en que el bable o asturiano no es un idioma, sino una variante del español cuyo estudio corresponde en todo caso a los dialectólogos de la Real Academia Española de la Lengua.

 
 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.