CASTILLOS, FORTALEZAS, CASAS SOLARIEGAS
Y PALACIOS DE LA FAMILIA VILLAAMIL

Villamil

Castillo del Suarón de Presno o castillo del Honor del Suarón

En la Alta Edad Media este castillo dominaba y gobernaba todo el territorio del occidente de Asturias entre los ríos Eo y Navia, lo que nos da idea de su importancia militar, estratégica, social y económica.

El Honor era un tipo de señorío feudal particular del occidente de Asturias, y el Honor del Suarón correspondía a todo el territorio entre el Eo y el Navia.

El castillo junto con el Honor del Suarón pertenció entre los siglos X y XII a Vela Fernandi, a su hijo el conde Redericus Velaz y al hijo de este Alvarus Rodriguez potestas in Gallecia et in Suarone, respectivamente abuelo, tío y primo de Juan Álvarez —padre del primer Bartolomé Yáñez de Villaamil— (ver genealogía de los Villaamil).

En 1154 Alfonso VII hizo donación del castillo junto con el Honor del Suarón al obispado de Oviedo. Según Jesús Fernández Suárez los obispos de Oviedo mantuvieron la encomienda del castillo y del Honor del Suarón a Alvarus Rodriguez y sus descendientes (aunque confunde a Alvarus Rodriguez con el conde Alvaro Rodríguez de Sarria).

 

Localización de las ruinas del castillo del Suarón de Presno.

Ortofotografía aérea actual de las ruinas del castillo del Suarón en 1956 (izquierda) y en la actualidad (derecha). Coordenadas UTM. Datum ETRS89. Huso 29N.


Fortaleza de Orbelle

Está situada en un paraje conocido como El Coto, en el lugar o barrio de Villamil en Serantes, muy próxima a la antigua casa solariega de Villaamil. Se encuentra en estado de ruina. En su interior hay actualmente un palomar de construcción muy posterior.

Se desconoce de qué época es originaria esta antigua fortaleza. Creemos que habría pertencido al conde Rodrigo Velaz y a sus hermanos Pedro y Álvaro Velaz en el XI, y al hijo de este último Juan Álvarez. Aunque el origen de la fortaleza probablemente sea anterior.

La fortaleza está rodeada en la mayor parte de su perímetro por un meandro del arroyo de Péligos. Es posible que el emplazamiento de la fortaleza fuera elegido aprovechando un meandro natural del río. Aunque parece más probable una rectificación artificial del cauce del arroyo para dotar de foso a la fortaleza. El hecho de que el trazado del arroyo no haya cambiado de sitio en los últimos mil años apunta a una canalización artificial, ya que los meandros son estructuras geomorfológicas inestables con trazados muy cambiantes en el tiempo por todo el ancho de la llanura de inundación. Además el trazado del arroyo en toda la zona es recto, no meandriforme, siendo ese el único meandro existente. Por último, la forma del meandro (corto —en la dirección del valle— y alargado —transversalmente al valle— y con el inicio y el final en dos curvas casi en ángulo recto) no parece natural, y además corresponde con la menor longitud posible de nuevo cauce a excavar para llevar el arroyo hasta la fortaleza.

 

Localización de las ruinas de la fortaleza de Orbelle. 

Croquis orientativo de la fortaleza de Orbelle en la Alta Edad Media.

 

El nombre de esta antigua fortaleza hace pensar que el nombre del lugar en el que se encuentra, en el fondo del valle en las cercanías del arroyo de Péligos, era también originalmente Orbelle en la Alta Edad Media.


Casa solariega de Villaamil

Se trata de la casa solariega del tronco principal de la familia Villaamil. Estaba situada en el barrio o lugar homónimo de Villamil en Serantes. En la portada principal de la casa estaba inscrito el lema familiar: «Villaamil avante con esta cruz delante».

Su primer habitante y dueño conocido fue el primer Bartolomé Yáñez de Villaamil, hijo de Juan Álvarez, en el s. XII, estableciendo «palacios, torre y casa solariega en las Vegas de Bría, colación o parroquia de San Bartholomé de Serantes entre los ríos Berbesa y Porcía».

La fortaleza de Orbelle, situada en el fondo del valle, rodeada por el arroyo de Péligos y bastante cercana a la desembocadura del río de Serantes o Tol (en el que desemboca el de Péligos) en la playa del Sarello, debía de ser un sitio bastante sombrío, húmedo, frío y muy poco confortable para vivir. Mientras que la casa solariega estaba situada a media ladera, sin las humedades e inversiones térmicas del fondo del valle y la ribera del arroyo, en una orientación de solana y protegida del viento nordés del mar.

El abandono de la fortaleza de Orbelle y la instalación en la casa solariega por parte de Bartolomé Yáñez de Villaamil en el s. XII coincide con cambios productivos, económicos, sociales y políticos a escala europea de tal importancia que determinan el final de la Alta Edad Media y el comienzo de la Baja Edad Media. Entre estos cambios del s. XII podríamos citar (además de la aparición del arte gótico en Francia en detrimento del románico):

  • Invención e implantación del arado de vertedera (que voltea la tierra, invirtiendo los horizontes superiores del suelo y mejorando su aireación y capacidad de retención de agua), y la collera (que permitía sujetar caballos a arados y carros). Se trata de importantes mejoras tecnológicas en los aperos agrícolas que supusieron un importante aumento del rendimiento y productividad de las labores agrarias.
  • Por primera vez la producción agrícola perimite alimentar a una cantidad de población sustancialmente muy superior a la necesaria para cultivar la tierra y criar el ganado. Este excedente de producción agraria provoca un gran aumento del comercio y permite una fuerte potenciación de los burgos y ciudades frente al mundo rural.
  • Final del feudalismo: pérdida generalizada de poder de la nobleza, aparición de la burguesía y fortalecimiento del poder del rey. Como consecuencia de todo lo anterior.

 

Localización de la antigua casa solariega de Villaamil.

La fundación de las pueblas de Roboredo y Castropol y el fuerte aumento poblacional de la comarca en el s. XIII están asociados indudablemente a estos cambios y procesos.

Desconocemos de qué modo afectó todo ello de forma concreta a los Villaamil. Si bien, parece claro que les afectaria negativamente como al resto de la nobleza rural. Sin embargo, sí tenemos información sobre algunos hechos históricos concretos que pudieron haber influido en la decisión de Bartolomé Yáñez de Villaamil de adoptar como lugar de residencia la casa solariega y abandonar la fortaleza de Orbelle:

  • En el siglo XII se produjo una disminución de los ataques de piratas vikingos a las costas cantábricas. Y es probable que con la desaparición del feudalismo, también se redujeran los ataques y enfrentamientos entre nobles con sus ejércitos. Este aumento de la seguridad respecto a épocas anteriores, podría haber motivado a los Villaamil a abandonar la antigua fortaleza para instalarse en una casa más confortable.
  • En 1154 Alfonso VII dona el Honor del Suarón al obispado de Oviedo. Este hecho podría haber supuesto la pérdida de derechos o provilegios feudales que Bartolomé Yáñez de Villaamil habiera tenido. lo que podría haber conllevado la imposibilidad de utilizar la fortaleza de Orbelle, o bien la falta de necesidad de residir en ella.

El último miembro de la familia Villaamil que fue propietario de la casa solariega fue Fermín Villaamil Cancio en el s. XIX. Fermín Villaamil, abogado de ideas progresistas y republicanas, se metió en política y acabó arruinado y condenado a deportación (pena que nunca cumplió). Se vio obligado a vender la casa, lo que significó el final de una estirpe familiar milenaria.

En el siglo XIX la casa fue derribada y se edificó otra construcción en su lugar. Actualmente el solar está ocupado por una residencia de ancianos contruída a finales del s. XX.


Restos de la portada de la casa solariega de Villaamil, probablemente a finales del s. XIX.


Residencia de ancianos existente en la parcela de la antigua casa solariega de Villaamil.



Casa de Acevedo

A finales del s. XIII se produce un fuerte crecimiento demográfico en la comarca. Las aldeas y caseríos existentes se saturan de población, y la comarca alcanza su máxima población histórica. Sin embargo, las tierras de labranza y de pasto disponibles en estas antiguas aldeas permanece constante. La iglesia, y en menor medida también la nobleza, deciden fundar nuevas aldeas y asentamientos para poner en producción terrenos incultos y de bosque que poseen en zonas más montañosas y alejadas de la costa, a las cuales se trasladan jóvenes procedentes de las antiguas aldeas que obtienen condiciones más ventajosas que en las antiguas aldeas para arrendar a la iglesia los nuevos terrenos que tienen que talar, desbrozar y roturar para poner en producción agrícola y ganadera. En estas nuevas aldeas se crean nuevas feligresías y parroquias que mantienen su vinculación con las parroquias de las que proceden los nuevos colonos.

De este modo se crea la feligresía de Çima o Serantes de Arriba, que junto con la feligresía de Baxo o Serantes de Abajo (la hasta entonces parroquia de Serantes) pasa a conformar la nueva parroquia de Serantes, pese a la lejanía entre ambas feligresías, separadas entre sí por varias parroquias. Posteriormente, Serantes de Abajo y Serantes de Arriba serían dos parroquias independientes.

 

Localización de Acevedo en el antiguo Serantes de Arriba.

Localización de Brul.

 

A finales del s. XIII o principios del XIV un hijo de Alonso y hermano de Gonzalo Álvarez de Villaamil (señores de la casa solariega de Villaamil) llamado Juan Álvarez de Villaamil o Juan Álvarez de Acevedo, se traslada a vivir al lugar de Acevedo, situado en Serantes de Arriba, fundando la Casa de Acevedo.

A finales del s. XV o principios de XVI Suero Fernández de Acevedo (casado con María Suárez de Villaamil, hija de Arias Fernández Villaamil de la casa solariega y de María Rodríguez de Presno) se trasladó a vivir a Brul. De esta casa de Acevedo en Brul no quedan restos conocidos.


Palacio de Las Nogueiras

El primer dato histórico conocido es de en torno a 1587, cuando Ares Fernández de Villaamil (descendiente del tronco principal de la familia de la casa solariega de Villaamil) se trasladó a vivir a la casa de Las Nogueiras, que ya existía con anterioridad. Es más, por su situación y ca­rac­terísticas topo­gráficas, es muy probable que Las Nogueiras fuera un lugar habitado desde siglos antes.

La casa no tiene una fecha inscrita, aunque encima del portón principal se ad­vierte actual­men­te un resto de medallón que quizá la contenía.

La construcción de la capilla se data en 1725 en el li­­­bro de «Memoria y quenta» de la casa.

El testamento de Fran­cisco An­tonio Villaamil y Logares (1672-1732) refleja sin ninguna duda que en 1732 si bien la capilla ya existía, el resto se­guía sien­do un agregado de diver­sas edifi­ca­ciones muy heterogéneas.

El cabazo se construyó entre 1725 y 1732, y el palomar en 1736.

El volumen edificatorio, la estética arquitéctonica y la distribución con que llegó el edificio al siglo XX, no es anterior al XVIII. De hecho, parece que se construyó a partir de 1732 o 1735 por Baltasar José Villaamil y Logares (1671-1756), integrando en la estructura del edificio varias edificaciones preexistentes.

En 1889 fallece Ramona Lastra Maimó —viuda de Lino Villaamil y Sanjurjo (1805-1868) y última persona de la familia en residir de forma permanente en la casa—. Hereda el palacio su hijo Jesús Villaamil Lastra (1841-1912) que vivía en Castropol —en el Palacio de Las Cuatro Torres, que era de la familia de su mujer Juana Cancio Menéndez de Luarca (1961-1938)— donde ejercía la abogacía. A partir de entonces, el palacio queda deshabitado por la familia, aunque la explotación agrícola continuó mediante criados que vivían en la casa.

Patio del Palacio de Las Nogueiras.

Tras el falleciiento de Juana Cancio Menéndez de Luarca en 1938 heredan el palacio sus hijas Luisa (1894-1970), Teresa (1898-1972) y María Antonia Villaamil Cancio (1902-1969). A partir de 1939 María Antonia y su marido Antonio López Cotarelo (1896-1965) comenzaron a pasar en Las No­gueiras temporadas estivales junto con sus hijos.


Palacio de Lindoy

El Palacio o Torre de Lindoy fue edificado por Gome Fernández de Villaamil (1550-1617), conocido como El Salinero, sobre la casa de sus padres Gome Fernández de Villaamil (descendiente de los Villaamil de la casa solariega) y María López Acevedo.

Gome Fernández de Villaamil logró el cargo de receptor de los alfolíes (almacenes de sal) de Vivero y Betanzos, lo que le permitió hacer una considerable fortuna. Se casó con Isabel Bermúdez de Santirso, hija del comendador Pedro Bermúdez de Santirso (natural de Castropol, caballero de Santiago, e importante personaje del reinado de Felipe II). Sus descendientes usaron el apellido Bermúdez Villaamil y conservaron la propiedad del palacio hasta el siglo XIX.

Actualmente el palacio se encuentra abandonado. En la década de 1980 todavía tenía el tejado y la mayor parte de las carpinterías exteriores. En los últimos años su deterioro se ha acelarado. Su estado de conservación es, por tanto, muy preocupante.

 

Localización del Palacio de Lindoy.


Casa de los Villaamil y Savedra

La información de esta casa procede principalmente de un manuscrito de Nicandro de Cancio escrito en la primera mitad del s. XX, que consiste en una reelaboración de un manuscrito de Francisco Antonio Villaamil y Logares en el s. XVIII; sin que sea posible discernir la información del manuscrito original de las aportaciones de Nicandro Cancio. Según este documento, los Villaamil y Saavedra procedían del mayorazgo fundado en el siglo XVI por Pedro Díaz de Villaamil y su mujer Isabel de Saavedra.

Según el mismo documento la casa era «la primera a la izquierda llegando a Villamil». Esto permite identificarla como la que en el siglo XIX se conocía como casa de las Barrosas y en el XX como casa de Quinto, que fue demolida hacia 1955 y sustituida por una nueva. Aunque en sus paredes permanecen dos escudos de los Villaamil y algún elemento arquitectónico más originario de la antigua casa.


Casa da Bandeira

Hubo en Villamil en los siglos XV y XVI al menos otra casa más de los Villaamil llamada casa da Bandeira, de la que sólo sabemos que estaba al lado de una fuente y que en ella vivió en el s. XV Gómez Fernández de Villaamil, padre de Ares Fernández de Villaamil (primer habitante conocido del Palacio de Las Nogueiras en el s. XVI).


 

Ortofotografia aérea del entorno de la antigua casa solariega de Villaamil, la fortaleza de Orbelle y el palacio de Lindoy en la actualidad (arriba) y en 1956 (abajo).

Coordenadas UTM. Datum ETRS89. Huso 29N.

 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.