Jesús Villaamil Lastra

Serantes, 1841 — Castropol, 20 de marzo de 1912

Jesús Villamil y Lastra

Nació en Las Nogueiras en 1841, hijo de Lino Villaamil y Sanjurjo (1805-1868) y de Ra­mo­na Lastra Maimó (1813-1889).

Estudió brillantemente derecho en la Uni­ver­sidad de Ovie­do, de la que fue pro­fe­sor durante un curso.

Se trasladó luego a su tierra natal, donde ejerció la abogacía siguiendo los repetidos cambios de la sede del juzgado de primera instancia entre Castropol y la Vega de Ribadeo. Ejerció también de juez de paz de Castropol durante cortos periodos. Trabajó también para el Instituto de Tapia.

Se casó con Juana Cancio Menéndez de Luarca (1861-1938), fijando el matrimonio su residencia en el Palacio de Las Cuatro Torres de Castropol, propiedad de la familia de Juana.

En 1889 fallece su madre, Ramona Lastra Maimó, la última persona en residir de forma permanente en el Palacio de Las Nogueiras. Jesús Villaamil hereda Las Nogueiras, pero mantiene su residencia en su casa de Castropol. A partir de entonces, el Palacio de Las Nogueiras queda deshabitado por la familia, aunque la explotación agrícola continuó mediante criados que vivían en la casa.

En 1890 su hermano Lino, médico militar, solicita un permiso por enfermedad para ir a Castropol, suponemos que a casa de Jesús Villaamil, donde falleció el 26 de noviembre de tuberculosis.

En 1900 publicó en la famosa Asturias de Bellmunt y Canella una monografía sobre el concejo de San Tirso de Abres, elaborada en parte sobre datos recopilados por el maestro de dicha localidad, Sabino González Losa.

Entre 1890 y 1902, Jesús Villaamil y Juana Cancio tuvieron los siguientes hijos:

  • Juan (1890-1890), fallecido a los 16 días de edad.
  • Lino (1893-1919), teniente de infantería fallecido en la guerra del Rif en Melusa (protectorado español de Marruecos) a los 26 años.
  • Luisa (1894-1970).
  • María Teresa (1898-1972).
  • José (1900-1909), familiarmente conocido como Pepín.

La mayor proyección pública de Jesús Villaamil ocurrió ya cerca del final de su vida. En efecto, hacia 1905 surgió en Castropol un movimiento polí­tico encabe­za­do por Vicente Loriente Acevedo que se propuso desterrar el sistema caciquil entonces imperante. Denominado formalmente Partido Independiente de Castropol pero popularmente conocido como partido novo, por oposición al partido veyo de los conservadores, la nueva formación enarboló el estandarte de la regeneración política y cívica del occidente de Asturias, utilizando para ello como principal arma de propaganda y difusión el periódico decenal Castropol, publicado a partir de 1905.

Este movimiento impulsó a Jesús Villaamil, con los sesenta y tres años ya cum­plidos, a incorporarse a la actividad política, cosa que hizo con decisión y efectividad. En las pri­meras elecciones en las que el grupo de Loriente presentó candidatura, las municipales parciales de noviembre de 1905, Jesús Villaamil encabezó la lista por Castropol y resultó elegido junto a otros tres correligionarios. Los concejales del partido novo, en minoría, empezaron a ejercer una inédita labor de oposición, en la que Jesús Villaamil utilizó de una manera seria y tenaz todos sus saberes jurídicos y económicos para controlar la actuación de los conservadores, quedando en las páginas de Castropol constancia de sus numerosas iniciativas e interpelaciones.

El referente político del Partido Independiente de Castropol era Melquíades Álvarez, que visitó por primera vez Castropol el 13 de septiembre de 1908 siendo recibido con gran entusiasmo por el partido novo encabezado por Vicente Loriente, Jesús Villaamil, Claudio Luanco e Inocencio Pardo. El Partido Independiente de Castropol acabaría integrándose en el Partido Reformista de Mequíades Álveraz, y en las elecciones de 1914, el propio Melquíades Álvarez se presentaría obteniendo escaño en el Congreso de los Diputados por la circunscripción electoral de Castropol.

En 1908 tienen lugar otras elecciones municipales parciales. La renovación parcial de concejalías dio como resultado en Castropol que los del partido novo reunieran en total el mismo número de concejales que los conservadores. Tras un larguísimo forcejeo la edición de Castropol del 20 de noviembre de 1909 informaba de su nombramiento como alcalde de Castropol.

Aquello era nada menos que la primera derrota auténtica, es decir con pérdida de poder real, del sistema caciquil conservador, y muy comprensiblemente el siguiente número de Castropol lo celebró con un inflamado artículo editorial titulado Concluye la tiranía que ocupaba toda la primera página.

El 28 de diciembre de 1909, al poco tiempo de ser nombrado alcalde de Castropol, falleció su hijo Pepín a los 9 años de edad debido a una meningitis. Estudiaba interno en el colegio Santa Isabel de los Padres Agustinos de Tapia, y se encontraba en casa de sus padres en Castropol pasando las vacaciones de Navidad.

Fallecimiento de Pepín, publicado el 30 de diciembre de 1909 en el periódico Castropol.

 

Jesús Villaamil, ya con sesenta y ocho años, no se presentó a revalidar su concejalía en las siguientes elecciones, y con ello renunciaba a la posibilidad de seguir siendo alcalde de Castropol a par­tir de enero de 1910. Lo fue pues durante apenas mes y medio, pero la enorme significación que su acceso a ese cargo tuvo en el ámbito de todo el occidente de Asturias, y la seriedad y la eficacia con que anteriormente había ejercido de concejal durante casi cuatro años le hacen sin duda acreedor de un puesto destacado en la historia local.

Jesús Villaamil Lastra murió en Castropol el 20 de marzo de 1912, siendo enterrado en el cementerio de Serantes. El artículo necrológico que le dedicó el periódico Castropol reflejaba sus cualidades profesionales, políticas y personalidad:


 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.