ESCUDOS HERÁLDICOS DE LA FAMILIA VILLAAMIL



Escudo de los Villaamil del Palacio de las Nogueiras

La figura de la izquierda es una fotografía del escudo de piedra existente debajo de la lápida del Palacio de las Nogueiras. Al igual que la lápida, este escudo data del año 1725. A su derecha se muestra un dibujo del mismo escudo.



Escudo de los Villaamil de la casa solariega

Abajo a la izquierda se muestra una copia fidedigna hecha en torno a 1950 del escudo de la familia Villaamil que estaba en la iglesia de San Andrés de Serantes. Y a la derecha, una fotografía de la casa de los Villaamil Saavedra en Villamil. Como se aprecia, ambos escudos son coincidentes con el del Palacio de las Nogueiras en casi todos sus elementos, existiendo algunas diferecias en su colocación.


El libro «Heráldica de los Apellidos Asturianos» (Francisco Sarandeses. Real Instituto de Estudios Asturianos. Oviedo, 1966) identifica diferentes escudos pertenecientes al apellido Villaamil, procedentes de varios concejos del Occidente de Asturias. Si bien estos otros escudos presentan una gran heterogeneidad, se aprecia que en ellos están presentes los elementos del escudo del tronco principal de la familia en Serantes.



Obsérvese las similitudes del escudo situado en la cuarta fila y la segunda columna de la figura anterior, con los dos escudos mostrados al principio de esta página. Por ello consideramos que el escudo, o escudos, de los Villaamil de la casa solariega debía de ser muy similar a los tres escudos citados, mostrados a continuación.



Escudos de los condes del Honor del Suarón

Francisco Antonio Villaamil y Logares (1672-1743), en un manuscrito escrito a principios del s. XVIII sobre la historia del antiguo concejo de Castropol escribe sobre el sepulcro de la Piedra del Conde de la iglesia de Serantes y afirma que «conserva dicha lápida el nombre del Conde [que yacía en el sepulcro] en memoria de los condes de esta familia, fundadores de dicho monasterio [de Serantes], que lo fueron entre el Euve y el Navia del castillo del Fiel que se daba en encomienda, y los comendadores tenían el nombre de condes».

Francisco Antonio describe así los escudos de estos condes del Honor del Suarón que eran parientes de los Villaamil: «tiene [la lápida del sepulcro] por lado derecho siete escudos que contienen las armas de la familia de Serantes y Villaamil, que llenan toda la ladera de la cabeza a los pies; el primero que está junto a la cabeza es de siete ondas, el segundo de tres bandas, el tercero un águila volante rampante, el cuarto es otro escudo de cuatro ondas, el quinto es otro escudo como el segundo de tres bandas, el sexto es otro escudo como el tercero con un águila volante rampante, y el séptimo y último que está a los piés es un escudo de tres ondas; que todos vienen a hacer las propias armas de este ilustre linaje trasladado a Vegas de Bría».


Escudos presentes en la lápida del sepulcro de la Piedra del Conde de la iglesia de Serantes.

Se aprecia cómo los tres elementos principales del escudo de los Villaamil (las águilas volantes rampantes, las bandas y las ondas) son coincidentes con los de estos escudos del sepulcro de la Piedra del Conde de la iglesia de Serantes, que según Francisco Antonio Villaamil y Logares (1672-1743) perteneció a los condes del Honor del Suarón. Lo que confirma la relación familiar entre ambos linajes.


Escudo de los Villaamil dentro del escudo municipal de Tapia de Casariego

Otro escudo histórico de los Villaamil es un caballero con armadura plateada situado en lo alto de un castillo y portando una cruz en una mano y una espada en la otra. Este escudo hace referencia a la participación de los Villaamil medievales en la reconquista, entendiéndola como una cruzada o guerra de religión.

En el escudo del concejo de Tapia de Casariego aparece este escudo de los Villaamil en el cuadrante inferior izquierdo, rodeado del lema familiar «Villaamil avante con esta cruz delante». Este lema estaba escrito en la entrada principal de la casa solariega de la familia en el lugar o barrio homónimo de Villamil en Serantes.

 

El escudo de Tapia de Casariego es un escudo relativamente moderno, ya que el municipio se creó tardíamente en 1863, sustrayendo varias parroquias a los concejos colindantes de Castropol y El Franco.

Según José Luis Pérez de Castro hasta el s. XIX los concejos asturianos se encontraban en diferentes situaciones en cuanto a sus escudos municipales:

  • Sólo Avilés y Villaviciosa disponían de escudos históricos de origen y significado conocido. El de Avilés fue concedido por Fernando III el Santo tras la conquista de Sevilla, en reconocimiento a la participación del capitán avilesino Rui Pérez y de marinos asturianos en la campaña militar. Y Villaviciosa usa desde 1517 las armas de la Casa de Borgoña por gracia del emperador Carlos V, en recuerdo de su desembarco en dicha jurisdicción.
  • Cangas de Tineo, Caso, Castropol, Gijón, Piloña, Pravia, Tineo y Valdés también tienen escudos históricos anteriores al s. XIX, aunque se desconoce su origen y su significado.

Castropol es uno de los escasos concejos de Asturias que tiene un escudo histórico.

  • Gozón, Carreño, Colunga, Llanes y Siero obtuvieron a mitad del s. XIX el uso de ciertas piezas para timbrar sus comunicaciones oficiales por haberlo solicitado al Gobierno Civil (Gozón en 1845, Carreño en 1866 y Colunga en 1879).
  • Ciriaco Miguel Vigil en su obra «Asturias Monumental» publicada en 1887 afirma que el resto de los concejos asturianos carecían de escudo. Por lo que sugiere que Cangas de Onís, Llanera y Navia usen los blasones honoríficos de que disponían por méritos propios. Y para el resto de los concejos propone que compusiesen un escudo con las armas particulares de las principales familias y solares de cada concejo.

En 1894 Octavio Bellmunt y Fermín Canella inician la edición de su enciclopedia «Asturias», y al enfrentarse a la carencia de escudos en la mayoría de los concejos deciden seguir la pauta dada por Miguel Vigil. Dividen o cuartean los escudos reservando un campo para los escudos de la provincia de Asturias y/o la diócesis de Oviedo según los casos, y en el resto de los cuarteles ponen los escudos de las familias más distinguidas del concejo.

La mayor parte de los municipios de Asturias han tomado sus escudos de esta obra. Aunque José Luis Pérez de Castro considera que en algunos casos, como el de Luarca, estos escudos eran poco rigurosos.

Escudo de Tapia de Casariego publicado en la enciclopedia «Asturias» de Octavio Bellmunt y Fermín Canella.


De modo que el escudo de Tapia de Casariego fue creado por Octavio Bellmunt y Fermín Canella entre 1894 y 1900 siguiendo los criterios que Miguel Vigil había propuesto en 1887. Como se aprecia en la figura anterior, el escudo creado por Bellmunt y Canella para Tapia de Casariego comete el error de escribir el apellido Villaamil como Villamil.

El escudo de Tapia de Casariego se divide en cuatro cuarteles:

  • En el cuadrante superior izquierdo está representada la cruz de los Ángeles, que es el escudo de la ciudad de Oviedo. Este escudo hace alusión a la pertenencia del territorio del actual concejo de Tapia de Casariego al señorío feudal del Honor del Suarón, que fue donado al obispado de Oviedo en 1154 por el emperador Alfonso VII. Este señorío eclesiástico persistió con diferentes denominaciones hasta finales del s. XVI.
  • En el cuadrante superior derecho aparece el escudo de Castropol en referencia al antiguo concejo de Castropol, al que perteneció el territorio del actual concejo de Tapia de Casariego.
  • En el cuadrante inferior izquierdo aparece el escudo de la familia Villaamil de Serantes. El actual escudo mantiene el error de Bellmunt y Canella de escribir Villamil en lugar de Villaamil.
  • Y en el cuadrante inferior derecho, el escudo del marqués de Casariego Fernando Fernández-Casariego, creador y benefactor del concejo de Tapia de Casariego.
 

Escudo de Tapia de Casariego.

Dentro de la fiebre nacionalista que ha acompañado al proceso autonómico desde sus inicios, a prinicipios de los años 80 del s. XX se puso de moda exaltar la identidad de los concejos asturianos mediante la publicación y reproducción de sus escudos heráldicos, generalmente con un rigor histórico y técnico muy escaso —entre la que cabe citar la serie publicada a partir de 1981 por Ayalga, S.A., que tras la publicación de los primeros 5 escudos municipales se suspendió por las críticas a su falta de rigor—, en lo que José Luis Pérez de Castro denominó la «heraldicomanía municipal».

 

Bibliografía


  • Bellmunt y Traver, Octavio y Fermín Canella y Secades (autores secundarios). 1894-1900. «Asturias». Fototip. y Tip. O. Bellmunt. Gijón.
  • López-Cotarelo García de Diego, Andrés. 2019. «Condes, tenentes y encomenderos del Honor del Suarón». La Vega: publicación bimestral de información histórica del concejo de Vegadeo, Nº. 122, 2019.
  • Miguel Vigil, Ciriaco. 1887. «Asturias monumental, epigráfica y diplomática: datos para la historia de la provincia». Imprenta del Hospicio Provincial. Oviedo.
  • Pérez de Castro, José Luis. 1985. «El escudo y la bandera concejiles de Castropol (según notas y observaciones de García Teijeiro)». Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, ISBN 0020-384, Año nº 39, Nº 114, 1985, págs. 103-126.
  • Sarandeses, Francisco. 1966.«Heráldica de los Apellidos Asturianos». Real Instituto de Estudios Asturianos. Oviedo.
  • Villaamil y Logares, Francisco Antonio. 171x-1731. Manuscrito de historia del antiguo concejo de Castropol. Trascripción parcial de Antonio López Cotarelo, c. 1950.




Comentarios



 
 

Todos los derechos reservados. All rights reserved.